miércoles, 22 de junio de 2016

Una minoría orgullosa de serlo

¿Qué tienen en común Miley Cyrus, Benjamin Franklin, Lady Gaga, Bart Simpson, Leo Messi, Barack Obama, Bill Gates, Mahatma Gandhi, Iker Casillas y Angelina Jolie? Piensa... 

Iker Casillas
¿Se te ocurre algo? ¿No? ¡Todos son zurdos!, al igual que varios miembros de la Familia Real Británica, el príncipe Carlos, el príncipe Guillermo, incluso la reina Isabel II.

La reina Isabel II de Inglaterra
Lo cierto es que son una minoría y representan el 10% de la población mundial. En EEUU hay alrededor de 30 millones de personas zurdas. En nuestro país, el 12% de la población es siniestra, lo que supone más de 5 millones de personas. 

Hasta hace no muchos años ser zurdo no era visto con buenos ojos por la sociedad. Tal es así que a los niños se les ataba la mano izquierda para forzarles a que escribieran con la derecha. Históricamente se creía que los zurdos eran más lentos, torpes y tontos. Afortunadamente, hoy en día, viendo la lista de famosos zurdos, se dice que son geniales, brillantes y talentosos. 

Un 10% de la población mundial es zurda
La principal conclusión es que solo sabemos que no sabemos casi nada acerca de esta particularidad fisiológica. Si bien es cierto que los zurdos dominan algo más su hemisferio cerebral derecho y que parece existir una prevalencia genética. Las personas zurdas regulan mejor la música, la creatividad, la percepción y las emociones. 

Niña zurda
¿Sabías que alcanzan la pubertad unos 4 o 5 meses más tarde que los demás y que tienen más posibilidades de convertirse en genios o de tener un alto cociente intelectual? Y es que ser zurdo tiene ciertos beneficios. 

En los deportes, como la mayoría de los atletas son diestros, tienen la ventaja de que su rival no está acostumbrado a enfrentarse a alguien que usa la mano o el pie izquierdo. Además, los que usan la mano izquierda fuerzan al cerebro a pensar más rápido, lo que facilita la multitarea. Los zurdos también se recuperan más rápido de un infarto y son más exitosos a la hora de aprender a conducir. 

Sin embargo, también pasan por dificultades, como con la escritura. Incluso son más propensos a sufrir insomnio y se enfadan con más frecuencia, como le ocurría al tenista zurdo John McEnroe. 

También existen casos curiosos como el de Rafa Nadal, que es diestro, pero juega al tenis con su brazo izquierdo. ¿Increíble, verdad? Siempre he pensado que los zurdos son más inteligentes, y parece que estaba en lo cierto. 

Rafa Nadal

No hay comentarios:

Publicar un comentario