Ir al contenido principal

La abadía de Westminster

La abadía de Westminster es la iglesia más famosa y antigua de toda Inglaterra. Fue construida en estilo románico por los monjes benedictinos y más tarde se reconstruyó en estilo gótico, tal y como la conocemos hoy. 

La abadía de Westminster, Londres
Todos los monarcas ingleses han sido coronados en la abadía desde 1066, todos menos Juana I, Eduardo V y Eduardo VIII. 

Coronación de la reina Isabel II, 1953
Aunque no es habitual, algunos miembros de la familia real se han casado aquí, como el príncipe Guillermo y Catalina de Cambridge en abril de 2011. 

Guillermo y Catalina a su salida de Westminster tras contraer matrimonio
Fue también en la abadía donde se ofició la celebración del 80 cumpleaños de la reina Isabel II en 2006 o el funeral de la princesa Diana de Gales en 1997. 

Funeral de la princesa Diana de Gales
Entre sus curiosidades cabe destacar que aquí descansan los restos del físico Isaac Newton y de un gran número de monarcas. En la abadía de Westminster también han sido enterradas algunas de las grandes personalidades del Reino Unido, destacan: el escritor Charles Dickens, el científico Charles Darwin o el médico, explorador y misionero británico, David Livingstone. 

El "rincón de los poetas"
Otros como William Shakespeare y Oscar Wilde no están aquí enterrados, pero tienen una placa conmemorativa en el conocido como "rincón de los poetas". 

El interior de la abadía es un claro ejemplo de arquitectura medieval londinense. Destaca la gran cantidad de tumbas y mausoleos, siendo esta una de las mayores colecciones en todo el mundo. 

Dentro de la abadía de Westminster tenemos la Capilla de Enrique VII, sede de la afamada Orden del Baño (Orden de Caballería Británica), también conocida como la Lady Chapel, que es como se llama en inglés a todas las capillas marianas. 

Capilla de Enrique VII en la abadía de Westminster
Igualmente nos encontramos con el Trono de San Eduardo (s. XI), lugar donde se sientan los reyes para ser coronados por el Arzobispo de Canterbury. 

La silla de la coronación 
El College Garden, con más de 900 años, es el parque más antiguo de toda Inglaterra y los preciosos claustros (XIII-XIV) unen la iglesia de la abadía con el resto de las dependencias. 

College Garden
Imprescindibles de ver son también la Capilla de la Reina Isabel y la tumba de María Estuardo de Escocia. Ante tanta belleza e historia no es de extrañar que la UNESCO nombrara a la abadía, junto con el Palacio de Westminster y la iglesia de Santa Margarita como Patrimonio de la Humanidad en 1987. 

Las emblemáticas torres de la abadía de Westminster
Aunque el precio de la entrada a la abadía es elevado merece la pena descubrir su interior. Además hay descuento para familias y grupos de más de 30 personas. ¡Ah! Y no se cobra por asistir a los cultos. Rezar sigue siendo gratis, al menos de momento. 

Interior de la abadía

Comentarios

  1. No les des ideas que éstos te cobran por rezar si les dejas.
    Muy bonita la abadía, hay tantas para ver y disfrutar ( sobre todo en verano que están fresquitas).
    Llevo 24 años entrando a la Catedral de León todos los veranos, pero ahora son 6 euracos!!!si no fueran a parar a manos de la iglesia los pagaría a gusto . Intentaremos colarnos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es preciosa! Las vidrieras más bonitas que he visto. 6 euros me parece un robo, habrá que colarse, como tú dices.

      Un saludo, Marta.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Culos XXL

Lo dice hasta la edición norteamericana de la revista Vogue, estamos ante un fenómeno global sin precedentes: la era de los grandes culos. Los cirujanos plásticos aseguran que el efecto Kardashian es imparable. Ella y sus hermanas han cambiado los cánones de belleza. 
La mayoría de las jóvenes ya no quieren una silueta delgada como hace años, ahora buscan un cuerpo definido y tonificado con curvas bien marcadas. Tal es la fiebre por los culos XXL que estas operaciones han aumentado en Estados Unidos un 252% desde el año 2000. 
La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre) confirma que en 2015 el número de ampliaciones y reconstrucciones de glúteos creció un 30%. Afortunadamente, las españolas no buscan un trasero como el de la modelo Kim Kardashian, solo pretenden mejorarlo con algún retoque. 
Pero, ¿a qué se debe esta avalancha de grandes posaderas? Principalmente a los belfies (selfies del trasero) y a los nuevos estilos de baile como el twerking, donde el…

La ciudad de las estrellas: La La Land

¿Los sueños se cumplen? En la ciudad de las estrellas, sí. Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) son una aspirante a actriz y un músico enamorado del jazz. Tratándose de Los Ángeles, de Hollywood, ambos quieren triunfar en lo suyo pero antes de conseguirlo realizan trabajos menos gratificantes. El musical, que apunto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película por error, acumula muchas anécdotas y secretos. Estos son algunos de ellos: 
1. El título de la película significa soñar despiertos y también es el vocablo utilizado para denominar la ciudad de Los Ángeles por la gran cantidad de aspirantes a artistas que pueblan la ciudad. 
2. La ciudad en la que iba a tener lugar la película era Boston, pero cuando el director se mudó a Los Ángeles quiso reflejar su traslado. 
3. Es la película con más Globos de Oro de la historia, siete. 
4. Antes de este filme, su director, Damien Chazelle, obtuvo tres Oscar por Whiplash en 2014. 
5. Originalmente los actores que iban a interpreta…

Muere lentamente

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca.
No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente
quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco
y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien pasa los días quejándose de su mala suerte