Ir al contenido principal

El primer diario fértil

¿Crees haberlo visto todo? Déjame que te sorprenda. ¿Sabías que existe un diario japonés que se convierte en flores cuando expira su vida informativa? 

El reciclaje ha sido hasta ahora la mejor idea para tratar de hallar una salida al despilfarro de millones de toneladas de papel y plástico que se generan, sobre todo, en los países industrializados, pero Japón ha conseguido una mejor solución: reutilizar las hojas de un periódico para sembrar. 

The Mainichi, el diario japonés que se transforma en planta
El diario The Mainichi es, probablemente, el más verde que existe en la actualidad. Se trata de un ejemplar cuyas hojas están fabricadas con material reciclado, la tinta se produce con sustancias 100% vegetales y las semillas compactadas se incorporan al papel durante su elaboración. Al estar en contacto con la tierra, las semillas comienzan a germinar transformándose en una planta. 


The Mainichi no solo quiere fomentar la lectura para la culturización de la sociedad, sino también concienciar sobre el impacto que nuestros residuos generan en nuestro planeta. Este ambicioso proyecto también ha sido difundido en escuelas para crear conciencia ecológica en los más pequeños. Además, el primer periódico fértil ha logrado aumentar sus ventas de 5.000.000 de unidades diarias a 5.700.000. 

El diario más verde del mundo
Lo cierto es que esta innovadora propuesta podría ser la solución definitiva a uno de los problemas ambientales más graves que existen: la excesiva producción de basura. Estamos ante una gran iniciativa que contribuye a la reutilización de residuos y a la creación de productos sostenibles. 

Niños entierran el periódico en tiestos
Gracias a este proyecto, The Mainichi ha logrado aumentar sus ventas y sensibilizar sobre la importancia de proteger el medio ambiente. ¿Es ésta la solución a la constante caída de lectores de diario en papel en todo el mundo? Resulta interesante leer un diario, enterrarlo y que días después, de ahí, nazcan flores. 

El periódico verde
Que tome nota la prensa española, Japón nos lleva siglos de ventaja. 

* Puedes activar los subtítulos del vídeo en Español. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

'Vivir', la canción solidaria de Rozalén y Estopa

'Vivir' es la canción solidaria que Rozalén interpreta junto a Estopa. La letra ha sido compuesta por la artista y recoge testimonios de distintas pacientes con cáncer de mama con las que Rozalén se reunió durante varios meses para que le contaran su experiencia. Todo lo recaudado en plataformas digitales (iTunes y Google Play) por la venta de este tema será destinado a la lucha contra esta enfermedad a través de la Asociación Española Contra el Cáncer. 
El próximo 4 de noviembre, Rozalén y Estopa unirán sus voces en el Wizink Center de Madrid con artistas de la talla de Carlos Baute, Fangoria, Los Secretos, Álex Ubago, Hombres G, Bombai, Marta Soto y Blas Cantó en el quinto concierto solidario que organiza Cadena 100 Por Ellas. Más de 15.000 personas disfrutarán de sus artistas favoritos por una admirable y necesaria causa. 
Vivir

[Estopa]
¿Sabes?, hace tiempo que no hablamos Tengo tanto que contarte Ha pasado algo importante Puse el contador a cero.
[Rozalén]
¿Sabes?, fue c…

El enigma de las zapatillas, el chico y los silbatos

Te propongo un juego, un enigma matemático que hace un par de días compartió el escritor Juan Gómez-Jurado en su cuenta personal de Twitter. ¿Te animas? Venga, va, inténtalo al menos. Es más difícil de lo que parece. Veamos... 

¿Ya tienes la solución? ¿No? Piensa, piensa...

No es 19... tampoco 16...
¿Lo averiguaste? ¡Enhorabuena! (aplausos) ¡Minipunto para ti!
Si no es así, aquí tienes la solución: 
El par de zapatillas vale 10 (una sola zapatilla 5). El chico con silbato al cuello vale 5 (3 del chico y 2 del silbato). El chico vale 3. El par de silbatos 4 (un solo silbato 2).
La solución: 5 + 3 x 2 = 11. 
Las multiplicaciones se realizan antes que las sumas, no hace falta que haya paréntesis.

Chonis y canis

Los 2000 son sinónimo de música electro, pantalones de campana, pitillos y plataformas, pero también de chonis y canis. ¿Qué es ser una choni? ¿Y un cani? ¿Qué les diferencia del resto? Ambos llaman la atención a kilómetros de distancia y su vocabulario se reduce a las mil palabras, la mayoría malsonantes e inventadas. 
El uniforme reglamentario de una choni es el chándal, de Nike a ser posible. Una choni es una persona hortera de generoso escote que viste colores chillones con estampados llamativos. El abrigo de una choni también se distingue rápidamente del resto. Son gruesos, de color blanco o negro y con capucha esquimal. En su particular vestuario tampoco pueden faltar las plataformas pasadas de moda, los piercings, tatuajes y pendientes de aro. 
El exceso de maquillaje es otro de sus distintivos. Llevan pintada la raya del ojo hasta casi tocar las orejas, labios de color intenso, sombra de ojos hasta las cejas y pestañas postizas. Vamos, que les gusta salir a la calle como el &…