miércoles, 1 de marzo de 2017

El legado de Pablo Ráez

Tras una larga y titánica lucha contra la leucemia Pablo Ráez fallecía el pasado fin de semana en su casa rodeado de los suyos, tal y como él quiso. Gracias a su #SiempreFuerte en redes sociales las donaciones de médula se han disparado en un 1000%. Solo en Andalucía se ha pasado de las 300 donaciones mensuales a las 2000. 

Pablo Ráez
Actores como Dani Rovira o Antonio Banderas se involucraron en su valiente batalla. Ambos, junto a líderes políticos y artistas del cine y la música han lamentado su pérdida. 

Su legado es admirable, como también lo fueron sus inmensas ganas de vivir. De hecho, su fallecimiento ha tenido lugar justo después de que su cuerpo rechazara en noviembre del año pasado un segundo trasplante de médula. 

Dani Rovira junto a Pablo
En todo este tiempo el joven marbellí de 20 años ha destacado por su eterna sonrisa y su contagioso optimismo, patentes en cada una de sus publicaciones. "Tenemos que ser más felices", decía en uno de sus últimos post en Instagram. 

Pablo Ráez reflexiona sobre la vida
Recojo su emotiva y última reflexión que lanzaba un canto a la vida: 

Vivimos en un sistema de vida en el que trabajamos y ganamos dinero, es decir vivimos por y para el tiempo. Vivimos esclavos de este sistema que se basa en la pura burocracia. El planeta se está degenerando poco a poco, lo estamos destruyendo, derretimos los polos, producimos sin control, provocamos guerras, asesinamos personas y un largo etcétera que hacen que este mundo alcance su fin y todo esto lo estamos produciendo por dinero. No somos felices con lo que tenemos, siempre queremos más. La vida se debe basar en lo básico que se necesita y vivir en un sistema que realmente mire por cada persona y por cuidar este impresionante planeta lleno de belleza. Tenemos que ser más felices y ver realmente lo que estamos haciendo por y para el mundo, tenemos que empezar a darnos cuenta de la importancia que tienen realmente las cosas y valorar lo verdaderamente importante. Demos más amor, primero a uno mismo y después a el mundo. Hasta que no te quieres a ti mismo no puedes querer a los demás. Demos más sonrisas, demos más abrazos, demos más paz, demos la mejor versión de nosotros mismos. Demos gracias a la vida por darnos el gran lujo de poder despertarnos cada mañana, seamos más agradecidos. 

"Tenéis que seguir queriéndoos. Tenéis que estar contentos, hacer las cosas que queréis hacer en la vida y manteneros unidos", le dijo a su hermana Esther antes de morir. 

Pablo junto a su novia
Fue grande hasta el final, por eso miles de personas recogen firmas para que tenga una calle en Marbella, su ciudad natal. 

Cada uno de nosotros tiene un propósito en la vida y Pablo Ráez cumplió el suyo, salvar y mejorar la vida de muchas personas. Gracias Pablo, siempre fuertes. 

El dibujante Pachi Idígoras lo retrata como un Superman

4 comentarios: